Diseña un sitio como este con WordPress.com
Comenzar

Inicio del Taller de Memoria

Anuncio publicitario

La sede para 200 mayores, más cerca

Adein, la Asociación para el Desarrollo Integral de las Personas, con 200 socios mayores de 55, lleva varios años en busca de una sede fija

Artículo en La Opinión de Málaga

06.05.2018

Ahora, está más próximo el acuerdo con una mancomunidad de bloques para conseguir la sede de la antigua asociación de vecinos, un local sin uso desde hace 17 años – El Ayuntamiento, a través del IMV, ya se ofreció a adaptar el local, de unos 200 m2

Los siete metros cuadrados de despacho que Adein, la Asociación para el Desarrollo Integral de las Personas, comparte con otros colectivos en el Centro Ciudadano Antonio Sánchez Gómez de Nueva Málaga no parecen el espacio ideal para que unos 200 socios, en su mayoría por encima de los 55 años, puedan desarrollar actividades de todo tipo.

Simpatizantes de Adein, en una foto de grupo en febrero de 2016, en mitad de Nueva Málaga. Gregorio Torres

La situación podría cambiar si prosperan las negociaciones para que la antigua sede de la asociación de vecinos, un local de 200 metros cuadrados en la calle Juan Cortés Cortés, sin uso desde hace 17 años, pase a ser la nueva sede de Adein.

«Seguimos sin cobrar cuota porque no tenemos sede pero ahora, en principio parece que sí tendremos», apunta la fundadora de Adein, la psicóloga y vecina de Nueva Málaga Cristina Martín. Según explica, la mancomunidad de ocho bloques, en uno de los cuales se encuentra este local, ha llevado al juzgado el cambio de titularidad de este amplio espacio, para que pase a la mancomunidad, pues el actual titular es la antigua Cooperativa Nueva Esperanza, «cuyos titulares han fallecido», cuenta Cristina Martín.

Pese a no contar con sede, Adein, una asociación sin ánimo de lucro, ha aglutinado ya a estos doscientos vecinos lo que demuestra la carencia de espacios para ellos en Nueva Málaga y su entorno, pues en 2013 Unicaja cerró el Hogar del Jubilado. En este tiempo ha organizado visitas culturales, talleres para afrontar el estrés y la soledad y hasta participa en la Cabalgata de Reyes del distrito, entre muchas actividades.

«La asociación no nació solo para trabajar con personas mayores, pero al ver que la participación era sobre todo de ellas, nos dimos cuenta de que existe una necesidad en ese sector», recalca la presidenta.

«Yo vine aquí hace 45 años y ahora tengo 68», cuenta Emiliano Jiménez, vicepresidente de Adein. Como él, muchos son los vecinos que llegaron jóvenes al joven barrio y que hoy pasan de los 60.

Además, como recuerda Félix Díaz, de la asociación, en el entorno de Nueva Málaga viven «de 20 a 25.000 vecinos», por eso considera que el local de la calle Juan Cortés Cortés es ideal, «porque se encuentra en el centro del barrio y eso va a ayudar a la gente mayor, porque le cuesta trabajo subir las cuestas».

En la misma línea, José Luis Morales, vocal de Adein, subraya la idoneidad del sitio.

Por otro lado, como hace dos años confirmó a este diario la concejala del distrito Bailén-Miraflores, Elisa Pérez de Siles, el Instituto Municipal de la Vivienda ya reservó entonces una partida para arreglar el local. A este respecto, Cristina Martín recordó que la ayuda era de 40.000 euros, a cambio de una cesión temporal por parte de la mancomunidad. La presidenta señala que Adein está negociando con la comunidad una cesión de seis años, más un periodo de cuatro años de alquiler social. «Y por supuesto los gatos del local lo pagaríamos nosotros». Adein, un poco más cerca de poder cumplir su labor social.

En busca de una sede para 200 mayores

El Consistorio daría 40.000 euros a Adein para reformar el local

Artículo en La Opinión de Málaga

Alfonso Vázquez 06.12.2017

Adein, la Asociación para el Desarrollo Integral de las Personas, tiene el respaldo municipal para recuperar como sede la antigua asociación de vecinos, que lleva 16 años cerrada, pero falta el visto bueno de la mancomunidad propietaria del local

La presidenta de Adein, Cristina Martín, y miembros de la directiva, en el local abandonado que le gustaría transformar en sede. GREGORIO TORRES

Aunque nació a finales de 2012 y ha realizado numerosas actividades, en Adein, la Asociación para el Desarrollo Integral de las Personas, sus cerca de 200 simpatizantes, la gran mayoría mayores de 55 años, no pagan cuota. «No hemos querido cobrar hasta que no estemos funcionando», explica la psicóloga malagueña Cristina Martín, presidenta de Adein y vecina de Nueva Málaga.

La asociación se apaña hasta la fecha con los siete metros cuadrados de un despacho del Centro Ciudadano Antonio Sánchez, en Nueva Málaga, que comparte con otras entidades. Una lástima, porque ha llegado a ofrecer cursos de nuevas tecnologías, salidas al Festival de Cine de Málaga y hasta talleres para afrontar el estrés, la soledad o la pérdida de un ser querido. Una ventana de oportunidades para los mayores de Nueva Málaga, después de que se cerrara el Hogar del Jubilado de Unicaja.

«Estos días los abueletes están pasando frío y se tienen que ir a la casa, porque no tienen dónde echar una partida de dominó o ver la televisión. Se tienen que quitar de en medio», lamenta José Luis Morales, vocal de Adein y uno de los fundadores de la asociación de vecinos del barrio.

Precisamente, Adein propone volver a dar uso al viejo local de la asociación de vecinos, cerca de 200 metros cuadrados en los bajos de un bloque en la calle Juan Cortés Cortés, que permanecen sin oficio ni beneficio desde hace unos 16 años, cuando la asociación vecinal se trasladó de sitio. En el interior permanece, apoyado en una columna, el cartel original de la asociación de vecinos, fundada hace 40 años.

Como explica Cristina Martín, el local pertenece a una mancomunidad de propietarios formada por ocho bloques del barrio y unos 300 vecinos y lo ideal sería poder llegar a un acuerdo que permitiera hacer uso del local abandonado.
«Nosotros realmente seguimos en esto porque somos del barrio y estamos comprometidos», subraya la presidenta, que explica que el Ayuntamiento de Málaga apoya el proyecto y si la mancomunidad diera el visto bueno, otorgaría una ayuda de 40.000 euros a Adein para reformar el local, que se encuentra en mal estado. A cambio, cuenta Cristina, el Consistorio propone una cesión a Adein por diez años, «para amortizar un poco la reforma que se haga del local», algo que no contentó a algunos vecinos.

«Tendríamos que sentarnos a negociar un acuerdo tripartito, entre el Ayuntamiento, la mancomunidad y Adein que fuera confortable y ajustable para todo el mundo», recalca Cristina Martín, mientras el vicepresidente de la asociación, Emiliano Jiménez, aboga por un preacuerdo que permita perfilar el futuro uso del local. «Lo que nos mueve es la inquietud para crear algo para los mayores», subraya.

Cristina Martín señala que los miembros de Adein «no tiramos la toalla», aunque si hubiera dificultades, «somos realistas y estamos viendo otros locales en el barrio, pero en condiciones de ubicación y espacio, este es el mejor».

Ayuntamiento

El pasado martes, la concejala de Bailén Miraflores, Elisa Pérez de Siles, señaló a La Opinión que el Ayuntamiento está «a la espera» del visto bueno de la mancomunidad, «aunque en el último consejo territorial, la presidenta de uno de los bloques dijo que no les autorizaban». Los mayores de Nueva Málaga, de momento, siguen a la espera de una sede.

El PSOE pide un espacio para los mayores en Nueva Málaga

La moción, que presentará hoy, recoge la reclamación multitudinaria de Adein, la asociación del barrio

Artículo en La Opinión de Málaga

Alfonso Vázquez 21.03.2016

El grupo municipal socialista presenta hoy en la comisión de Derechos Sociales, Cultura, Deporte, Educación y Juventud una moción firmada por el concejal socialista Daniel Pérez Morales en la que recalca la falta de espacios para los mayores y pide que el equipo de gobierno habilite un sitio «para que los vecinos de Nueva Málaga dispongan de un centro de mayores para desarrollar actividades de envejecimiento activo».

El punto segundo y último de la moción también pide la ampliación del Centro Social Antonio Sánchez.

Además recuerda que desde el cierre del Hogar del Jubilado de Unicaja hace más de tres años «los mayores que participaban en este espacio quedaron desatendidos, sin proporcionarles un espacio alternativo por parte de la administración responsable».

La moción se hace eco de las quejas de la Asociación para el Desarrollo Integral de las Personas (Adein) en La Opinión el pasado 25 de febrero. La fundadora de Adein, Cristina Martín, declaró entonces a este diario que tras cerrar Unicaja el Hogar del Jubilado, la asociación había cogido el testigo «pero sin sede propia».

En la actualidad, Adein comparte un despacho de unos 7 metros cuadrados con otros colectivos en el Centro Ciudadano Antonio Sánchez.

La asociación Adein, que cuenta con unos 200 socios, casi todos mayores, ha tenido que parar las actividades «porque así no se puede estar», comentaba a este diario la fundadora Cristina Martín. La asociación ofrece talleres relacionados con el bienestar y la calidad de vida y también realiza visitas culturales.

Entre las gestiones para hacerse con una sede, Adein intentó conseguir un local en el barrio de unos 300 metros cuadrados, propiedad de una mancomunidad, pero la asociación pidió la unanimidad de los 8 bloques y uno de ellos votó en contra.

Se da el caso además de que el Ayuntamiento iba a contribuir con una cantidad para arreglar este espacio.

Otro local que demandan como posible sede es un local cerrado de la UGT en la calle Rosa, cedido por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. La presidenta de Adein explicó que por parte del sindicato no habría problema en cambiar esta cesión para que la disfrutara la asociación de Nueva Málaga.

A este respecto el delegado provincial de Empleo Luis Lorenzo declaró a La Opinión que el local se destinaría «a una oficina piloto en la que estaremos nosotros, sin el Servicio Andaluz del Empleo».

Por su parte la concejala de Bailén-Miraflores, Elisa Pérez de Siles, informó de que Adein sólo puede optar a un local municipal si le llega el turno en una lista de espera. «Hay una orden de prelación, por una ordenanza que nos hemos dado todos los grupos políticos», aclaró.

Más de 200 mayores en busca de una sede en Nueva Málaga

Adein lleva desde su fundación en 2012 tratando de conseguir una sede amplia para sus actividades

Artículo en La Opinión de Málaga

Alfonso Vázquez 25.02.2016

La entidad, que cuenta con más de 200 mayores del barrio, pide al Ministerio de Empleo un local sin uso desde hace tres años que cedió a la UGT.

«Aquí es imposible hacer nada». Emiliano Jiménez señala los 7 metros cuadrados de local en el Centro Ciudadano Antonio Sánchez de Nueva Málaga, un espacio que además comparte con otros colectivos. Teniendo en cuenta que el colectivo al que pertenece, la Asociación para el Desarrollo Integral de las Personas (Adein), cuenta con más de 200 mayores del barrio, la situación recuerda al famoso camarote de los Hermanos Marx.

«Hemos tenido que parar las actividades porque así no se puede estar», lamenta la psicóloga Cristina Martín, fundadora de Adein, que explica que tras el cierre del Hogar del Jubilado de Unicaja hace años, la asociación, nacida en 2012, ha cogido el testigo pero sin sede propia. Entre los talleres de la asociación, los relacionados con bienestar y calidad de vida, y también ha realizado visitas culturales y asistido a los festivales de Cine y Teatro de Málaga.

«Pero a los primeros socios que pagaron la cuota no hemos querido renovársela», explica Cristina Martín.

Rafael Márquez, miembro de Adein y vecino de Nueva Málaga desde hace 45 años, cuenta que la asociación intentó hacerse con un local de casi 300 metros, cerrado desde hace lustros, propiedad de una mancomunidad, «pero queríamos el visto bueno de los 8 bloques de la mancomunidad y 7 votaron que sí y uno que no», lamentó, al tiempo que explicó que el Ayuntamiento iba a contribuir con una cantidad para arreglar este amplio local.

Adein lo intenta ahora con un local del Ministerio de Empleo y Seguridad Social cedido hace años a la UGT, en la calle Rosa, pero abandonado desde hace unos tres. Para Maribel Montoya, de Adein, «sería el sitio ideal» mientras que Francisco Aragón, también de la asociación, recuerda que el cierre del Hogar del Jubilado de Unicaja «dejó a muchos jubilados sin un sitio donde poder jugar sus partidas» y confía en que haya suerte con este espacio.

Cristina Martín destaca que la UGT le ha informado de que no habría problema en cambiar esta cesión para que la tuviera Adein «e incluso poder compartirlo con nosotros». La presidenta de Adein recuerda que también ha pedido a la concejala de Bailén Miraflores, Elisa Pérez de Siles, que medie ante el Ministerio de Empleo para conseguir la sede.

Se la da la circunstancia además de que Adein tiene cedido mobiliario por parte del Hospital Gálvez y del antiguo Hogar del Jubilado de Unicaja. «Sólo habría que meter los muebles, barrer, fregar y abrir», resume Emiliano Jiménez.

Oficina de Empleo. El delegado provincial de Empleo, Luis Lorenzo, declaró ayer a La Opinión que el local se destinará «a una oficina piloto en la que estaremos sólo nosotros, sin el Servicio Andaluz de Empleo». Se trata, subrayó, de un proyecto del Ministerio de Empleo y Seguridad Social pendiente de la puesta en marcha. En todo caso también destacó que «el Estado no suele destinar locales para uso vecinal, para eso están los ayuntamientos».

La concejala Elisa Pérez de Siles confirmó que habló con el subdelegado del Gobierno sobre el local de calle Rosa, «pero Subdelegación no nos ha contestado todavía» y que el Ayuntamiento, por medio del IMV, reservó una partida para el arreglo del local de la mancomunidad, pero ésta al final no dio el visto bueno. «Mayor disposición, imposible», recalcó y explicó que Adein sólo puede optar a un local municipal si le llega el turno en una lista de espera. «Hay orden de prelación, por una ordenanza que nos hemos dado todos los grupos políticos», aclaró.

Los mayores quieren una sede estable

Adein, la Asociación para el Desarrollo Integral de las Personas solicita a las administraciones un local para poder organizar unas actividades que ahora mismo realiza en varios locales vecinales y municipales dispersos .

Artículo en La Opinión de Málaga

Alfonso Vázquez 24.04.2015

Cristina Martín, presidenta de Adein, con varios miembros de la asociación esta semana en Nueva Málaga

Para la foto que acompaña el reportaje los miembros de Adein, la Asociación para el Desarrollo Integral de las Personas, posan para el fotógrafo en mitad de la calzada del Camino de los Castillejos, en Nueva Málaga, para simbolizar la necesidad que tienen de un local para sus actividades y una sede estable.

«Personas interesadas en la asociación tenemos más de 200, pero todavía no hemos querido que nadie pague las cuotas», explica Cristina Martín, psicóloga y presidenta de Adein. La asociación, explica, nació a finales de 2012 pero el germen fue un trabajo de fin de máster de investigación social y comunitario que realizó con otras psicólogas.

Adein, comenta, llena un hueco importante en el barrio. «Tenemos asociaciones de mayores pero a lo mejor nuestra parcela no la trabajan tanto», señala. Porque Adein ofrece un lista larga de talleres y actividades, muchas de ellas de perfil psicológico: aprender a afrontar adversidades como la pérdida de un ser querido o la enfermedad o un taller relacionado con enfermedades psicosomáticas como el estrés o la soledad.

Pero también tiene talleres sobre nuevas tecnologías, salidas al cine durante el Festival de Málaga y visitas al gimnasio, y aquí la presidenta quiere agradecer la implicación del gimnasio Núñez y del profesor Carlos Lavado.

El éxito de las actividades también es el reflejo de un barrio que ha perdido recientemente el Hogar del Jubilado de Unicaja. «Los abueletes están dejados de la mano de Dios», resume José Luis Morales, miembro de la directiva y que ha sido vicepresidente de la asociación de vecinos y también de la de jubilados.

«Es un barrio que hace 40 años eran todos jóvenes y ahora el 70% son mayores», explica Rafael Márquez, que lleva seis meses en la asociación.

En la actualidad, Adein realiza sus actividades en equipamientos públicos como el Centro Ciudadano Antonio Sánchez, el centro de salud o la biblioteca municipal Miguel de Cervantes, pero también en un local cedido por una comunidad de vecinos. «Y al principio llegamos a organizar algún acto en el hogar del jubilado de Unicaja», recuerda la presidenta.

Por este motivo Pilar Pascual, otra de las colaboradoras, cree que «el problema principal es la falta de un local, cuando la asociación está dando cobertura a una serie de demandas que en el barrio no están cubiertas».

De la misma opinión es la letona Liga Paaruman, vecina de Nueva Málaga, que confiesa además estar muy a gusto con la asociación.

Rafael Márquez comenta que el centro ciudadano de Nueva Málaga no es idóneo «porque está en lo alto de una cuesta y para los mayores es difícil llegar y además es pequeño». En su opinión, el local idóneo, en el centro del barrio, es uno de 200 metros cuadrados que pertenece a una mancomunidad y cuyo alquiler rondaría los 300 euros. La presidenta cree que el Ayuntamiento podía contribuir con el alquiler aunque explica que también está en contacto con más administraciones.

La concejala del distrito, Elisa Pérez de Siles, explicó que el Ayuntamiento ha facilitado a Adein la celebración de los talleres «desde el principio» y que existe un «orden de prelación» de peticionarios de locales «que no nos podemos saltar». En esa lista, destacó, hay asociaciones «que llevan muchos años impartiendo sus actividades en equipamientos públicos».